El presente proyecto ha sido subvencionado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad/ Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, siendo su contenido responsabilidad exclusiva de ASGECO

Alternativas a un crédito rápido

Antes de adquirir un crédito rápido se pueden sopesar otras alternativas que puedan conllevar el pago de menos intereses, cuyos plazos de devolución sean más cómodos y sus condiciones más claras.

ADELANTO

Solicitud de un adelanto de nómina o préstamo a la empresa en la que se trabaja.

AMIGOS Y FAMILIARES

Solicitud a amigos o familiares de un préstamo de dinero: por lo general se devuelve la misma cuantía que se ha prestado. En estos casos es aconsejable establecer de antemano cómo o cuándo se va a devolver la cuantía para evitar impagos y otro tipo de problemas.

TARJETAS DE CRÉDITO

Las tarjetas de crédito son emitidas por entidades bancarias, que son organismos supervisados por el Banco de España lo que ofrece una garantía de seguridad añadida frente a los créditos rápidos. A través de las tarjetas de crédito se puede comprar bienes y servicios que se pagan a futuro. Hay entidades bancarias que ofrecen tarjetas de crédito gratuitas sin pago de comisiones y sus tipos de interés suelen ser mucho más bajos que los que ofrecen los créditos rápidos.

PRÉSTAMOS PERSONALES Y AL CONSUMO

Son préstamos que suelen conceder las entidades bancarias sin necesidad de justificar el destino de ese dinero y comprometiéndose a devolver en cuotas fijas, y en el plazo establecido, la cantidad solicitada más los intereses.

Los préstamos personales y al consumo suelen tener un tipo de interés más alto que el hipotecario, pero también es más fácil de conseguir al bastar, normalmente, con un justificante de ingresos o nóminas, e incluso relación de bienes. ^Pueden solicitarse a distancia (internet) o presencialmente.

PRÉSTAMOS PRECONCEDIDOS

Estos préstamos también los ofrecen las entidades bancarias. Para obtener un préstamo preconcedido es necesario ser cliente previamente del banco del que se solicita el préstamo. La concesión de este tipo de préstamos, si eres cliente previamente de algún otro producto bancario en el banco en que lo solicitas, suele ser muy rápido si tu perfil como cliente es el adecuado, es decir, si eres solvente. Las condiciones, más ventajosas que las de los créditos rápidos.

CRÉDITOS DE CARÁCTER UNIVERSITARIO

En el caso de que éste sea el motivo para pedir el crédito, se recomienda consultar los préstamos para estudios que ofrecen distintas entidades bancarias. Estos productos, además de la ventaja de tener detrás una entidad bancaria respaldada por el banco de España, suelen contar con períodos de carencia lo que permite reducir la cuantía de las cuotas mientras los estudiantes están cursando sus estudios universitarios.

CRÉDITOS ESPECÍFICOS Y RÁPIDOS DE ENTIDADES FINANCIERAS

Cada vez más entidades ofrecen créditos para la adquisición de vehículos y otros bienes específicos.

CRÉDITOS ICO PARA EL EMPRENDIMIENTO

Es un sistema de financiación, otorgada por las Administraciones Públicas, dirigida a emprendedores, empresarios y autónomos para la realización de inversiones dentro de su actividad económica. También pueden solicitar financiación con cargo a este producto, particulares y comunidades de propietarios exclusivamente para la rehabilitación de sus viviendas.

REUNIFICACIÓN DE DEUDAS EN UNA ÚNICA

El problema es que sin el asesoramiento adecuado es difícil negociar la reunificación y hacerlo a través de una empresa privada de este tipo supone un tipo de interés muy elevado. Como ventaja destaca una cuota menor, pero se pagará la deuda durante mucho más tiempo y más cuantía. Por último, tiene los mismos problemas que los créditos rápidos en caso de impago. Es la opción menos recomendable.

En cualquier caso, antes de pedir un préstamo, es preferible que el consumidor analice la urgencia con la que necesita el dinero. A veces, la mejor opción puede ser retrasar esa compra por el producto o servicio que deseamos, y utilizar ese período para ahorrar el dinero que necesitamos, o bien, reduciendo los gastos, o por el contrario, aumentando la fuente de ingresos con algún trabajo adicional por horas.

Share This